Lectura fácil

Según datos de la Asociación de Lectura Fácil, un 30% de la población no puede leer. No porque no le guste, sino porque tiene problemas de comprensión.

La Lectura Fácil está basada en los principios de democracia lectora e integración social a través de la lectura. Pretende acercar la lectura a personas con dificultades lectoras o de comprensión. La LF posibilita a estos colectivos el acceso a la cultura, la lectura y la información como derecho ciudadano. Entre las personas que tienen dificultades para leer, nos encontramos por ejemplo con la inmigración, deficiente escolarización, dislexia, senilidad, discapacidad intelectual…

Quienes trabajáis y/o colaboráis con colectivos que pueden beneficiarse de la LF sois las personas idóneas para conocerlo, ponerlo en práctica y ver sus resultados.