“La amistad puede resultar un estado sublime durante la niñez convertida en vínculo inquebrantable que nada ni nadie podrían llegar a romper, ni ensuciar, ni pisotear, una unión eterna y casi perfecta de los miembros que componen dicha confraternidad. En la inocencia infantil no cabe el hecho de la traición y, en el caso de que llegara a suceder, la vileza nunca alcanza la amenaza o la convulsión que se produce cuando se es adulto, porque la deslealtad de un niño no puede ser nunca, por su propia naturaleza, hiriente y conflictiva, sino un despiste, una confusión, un juego mal comprendido o aprendido o mal jugado, pero no acostumbra a existir una malicia consciente de dañar o perjudicar al amigo”.

Esta lectura nos la recomienda @arantxa2012. Dice que si solo pudiera dar un titular sobre el libro ella diría que se trata de “una mujer que lucha por su lugar en el mundo.”

Sinopsis:
Marta Ribas tenía un futuro prometedor cuando conoció a Antonio, pero una lealtad mal entendida trastocará sus vidas. Cuando Antonio cae enfermo, Marta se ve obligada a ponerse a trabajar, exponiéndose a las murmuraciones del vecindario y a la indignación del esposo, humillado en su hombría. Pero a Marta se le presenta una inesperada oportunidad que le permitirá salvar su propia supervivencia y la de su hija, y encontrar, por fin, su lugar en el mundo. La sonata del silencio es una novela de pasión, celos y sueños anhelados. Es la historia de una España de posguerra, de castañeras y carboneros, de cócteles en Chicote y de medias de nailon de estraperlo. Es un edificio cualquiera donde la riqueza y la pobreza, el triunfo y el fracaso solo están separados por un tabique.