Archivo de la categoría: Eventos

Una cita con el cine francés

Dentro del ciclo “Una cita con el cine francés”, el viernes 16 de mayo, se proyecta la película “La bataille de Solferino” en la Sala de Conferencias del CC AMAIA KZ. Entrada libre hasta completar aforo.

Sinopsis: Laetitia despierta. Sus bebés lloran, hay que vestirse mientras desayuna el primer pitillo, el canguro no llega, su novio no la deja (amorosamente) en paz. Le espera un día ajetreado en la calle Solferino el 6 de mayo de 2012, como reportera de TV entre la turba que espera la victoria de Hollande. Para colmo de estrés, entra en escena su ex desquiciado reclamando ver a las niñas, en compañía de su un abogado/consejero sentimental aficionado y su perro. La guinda a un día tormentoso en el que pedirá a gritos unas vacaciones de su vida.

Una cita con el cine francés el cine

cine francés_abrilDentro del ciclo “Una cita con el cine francés”, el martes 8 de abril, se proyecta la película “8 fois debout” en la Sala de Conferencias del CC AMAIA KZ.

Sinopsis: Elsa se mantiene gracias a pequeños trabajos, mientras trata de encontrar un verdadero empleo que le permita obtener la custodia de su hijo. Mathieu, un vecino que vive en el mismo barrio, también va de una entrevista de trabajo a otra, mostrando en todas ellas una extraordinaria capacidad para fracasar.

Su situación es cada vez más precaria, pero ambos se esfuerzan por salir adelante en un mundo que no parece hecho para ellos: ¿Caer siete veces, levantarse ocho?

 

Cuentacuentos para adultos

ipuinkontalariak_otsaila

¿Qué llevamos las mujeres en el bolso?

Narradora : Inés Bengoa

Día: 27 de febrero, jueves

Hay alguien, sea hombre o mujer, que no se haya preguntado esto alguna vez? Yo me lo he preguntado muchas veces, ni yo sé a ciencia cierta qué llevo en ese apéndice que me acompaña allá por donde voy. Un día me armé de valor, cogí el bolso y lo vacié encima de la mesa. Oooooooh…

¿Y sabéis cuál fue mi sorpresa? Que las cosas que encontré no eran simples objetos: tenían vida propia, me contaban su historia, su razón de ser y de estar ahí, agazapados en esa parte de mí en la que se había convertido este fiel compañero. Mi bolso.